sábado, 25 de mayo de 2013

¿QUÉ ESPERAN LOS PERIODISTAS QUE YO ESCRIBA?

Imagen pircasytrincheras.blogspot.com
Por Hebe de Bonafini*

Lo mismo cuando es el 30 de abril: me preguntan sobre los 36 años de las Madres y los sentimientos que tengo respecto a la fecha y no sé, preferiría mayor creatividad de su parte, que tuvieran preguntas diferentes para darme pie y así hablar de otra cosa. No sé muy bien qué es lo que quieren que escriba. La columna que me toca escribir, en representación de las Madres, me gusta si es original, no una repetición de lo que van a decir todos, porque es claro que los que escribirán para esta ocasión aman a Néstor y a Cristina. Los amamos, los respetamos, queremos y sentimos que son nuestros líderes, así que, como tal, uno va a escribir, pero en realidad, ¿qué esperan los periodistas que yo escriba?
Hay cosas demasiado íntimas para contarlas; son entre Néstor y yo, o entre Cristina y yo; no me parece que le sirvan a nadie. Son cosas entre compañeros, entre madre e hijos, intimidades.
Estos diez años riquísimos en realidades concretas, diez años donde muchos se despertaron a la política, diez años donde el enemigo se despertó con todo su veneno, diez años donde muchos se olvidaron de lo que hicieron antes y quieren volver a empezar aunque sea imposible, diez años de muchas traiciones, de varios que se dieron vuelta, de muchos que se dicen peronistas de Perón, peronistas de Evita, pareciera que hay una cantidad enorme de peronismos. Yo creo que hay un solo peronismo que es el que cambió antes a la Patria, que fue el peronismo de Perón y Eva, y este que revoluciona la Patria ahora: el peronismo kirchnerismo de Néstor y Cristina, esta increíble y maravillosa pareja de políticos muy sabios. Líderes que han transformado muchísimas cosas en Latinoamérica, líderes que nos hablaron mucho pero no sé si los escuchamos tanto. Cuando a veces reviso y repaso los discursos de Néstor o los de Cristina, digo "caramba, mirá lo que dijeron", y capaz que en ese momento no nos dimos cuenta de lo que nos estaban diciendo o lo que nos estaban dando.
Diez años no son nada; son tan pocos, pasan tan rápido, sobre todo cuando uno tiene 84 años como tengo yo. Cuando un niño cumple diez años es un despertar y yo creo que nosotros estamos despertando.
Van a ser tiempos difíciles. En breve habrá elecciones, sabemos de la firmeza de Cristina, tenemos la dicha de escucharla y verla a diario dando lecciones maravillosas de política, a veces de un nivel tan alto que no llego a comprender cuando ella explica, cuenta o propone un nuevo debate. En ocasiones es muy técnico lo que ella nos dice pero se ven los frutos. Hay cosas que fueron fáciles de entender: la Asignación Universal por Hijo, la jubilación para amas de casa, realidades sencillas y hay otras más complicadas como la reforma de la justicia: primero no la entendíamos pero cuando empezamos a leer más profundamente nos dimos cuenta que era una transformación increíble, necesaria, única y con mucha fuerza. Estas cosas son las que a uno lo hacen pensar.
Cuando hablamos sobre los diez años, que son tan pocos, uno piensa en la pubertad de un niño, en toda esa sangre que nos impulsa trayéndonos las ganas para todo, para jugar, para correr, para crecer y que nos va inyectando vida. Creo que estamos en ese paso, de pubertad llegando a la juventud en estos diez años de historia grande, donde millones de pibes están naciendo a la política. Muchos van a votar y es un hecho político que los engrandece, los hace sentir responsables. Es como cuando uno les da las llaves de la casa a los hijos; de la misma forma les estamos dando las llaves de la patria. El voto es como las llaves de la casa: tomá, esta es la llave, podes venir a la hora que quieras. Atrás va lo otro: portate bien, no tomes mucho alcohol. Con esta posibilidad de votar que tienen los pibes también les estamos diciendo que tienen una gran responsabilidad en votar, y en votar bien. Es una decisión enorme, la primera votación de muchas, es la llave de la casa. Les estamos dando a todos los jóvenes la llave de la Patria, esta Patria que es de todos pero que la van a tener que seguir construyendo ellos. Estos jóvenes increíbles que se agrupan en diferentes movimientos pero todos unidos en la necesidad de dar, de entregarse, porque ese es el legado de Néstor primero y de Cristina después: mostrarles el único camino posible, entregar de uno lo mejor que tiene para que la palabra igualdad se haga carne, para que la palabra libertad la podamos emplear de todas las maneras posibles sin pisotearla y, sobre todo, para que "el otro soy yo" sea una realidad.

*Publicado en Tiempo Argentino

2 comentarios:

  1. Hermosa Hebe querida...

    ResponderEliminar
  2. Hola soy Ana de Blogginup.com.

    Blogginup es una herramienta web que optimiza las búsquedas para así favorecer el tráfico a los blogs.
    Mediante los botones sociales de Facebook,Twitter,Pinterest y Google+ las entradas obtienen mayor repercusión.
    Añade tu blog y consigue tráfico desde hoy para tu blog! Una vez que añades tu blog, blogginup de tu blog para mostrar una parte en los resultados de búsqueda.

    Te invito a entrar y añadir tu blog en menos de 1 minuto.

    Así podrás tener seguidores que sigan tu contenido además de poder seguir otros blogs y añadirles marcadores personalizados.

    Funcionamiento:

    http://www.youtube.com/watch?v=Lgt0R4xhj48

    http://www.blogginup.com/

    Besos!

    ResponderEliminar